La presencia del tacógrafo en la normativa (y por tanto en los vehículos) hace que surjan diversas responsabilidades para sus usuarios. Una de ellas es la obligación de pasar una revisión periódica del tacógrafo, ya sea este analógico o digital. De esta forma, el deber de que el aparato se encuentre en óptimas condiciones recaerá sobre la empresa propietaria del vehículo, y por extensión del tacógrafo. Para facilitar esta tarea, a continuación vemos en qué consiste la revisión del tacógrafo, cuándo y dónde pasarla.

Obligación de pasar la revisión del tacógrafo

El objetivo de la revisión del tacógrafo es asegurar que el aparato funciona con normalidad y de forma correcta. Es otro de los mecanismos de mantenimiento de los aparatos de control, junto con las inspecciones y controles de carretera.

Los requisitos para los centros técnicos de cara a las revisiones del tacógrafo y otras cuestiones se encuentran en el Real Decreto 125/2017, por el que se establecen los requisitios técnicos y las normas de actuación que deben cumplir los centros técnicos de tacógrafos. Anteriormente, y debido a la convivencia de diferentes tipos de tacógrafos, estos requisitos estaban diseminados por diferentes documentos legales. El Real Decreto 125/2017 los unifica todos, a la vez que deroga aquellos que habían quedado obsoletos.

Por otro lado, el proceso de revisión del tacógrafo también tiene sus normas de homologación. En concreto, la Norma UNE 66102:2017 parte del Real Decreto anteriormente mencionado y establece el proceder y los requisitos técnicos para los talleres de tacógrafos. También define procedimientos nacionales de autorización y supervisión para dichos centros.

En conjunto, supone que la misma normativa se aplique a tacógrafos digitales y analógicos. Esto era algo necesario en un momento en el que las dos tecnologías convivían, aunque es previsible que los artículos sobre tacógrafo analógico sean derogadas, debido a que ya se conoce la fecha en que estos aparatos de control dejarán de ser válidos.

En qué consiste la revisión del tacógrafo

La revisión del tacógrafo consiste en una serie de comprobaciones obligatorias. Estas son:

  • Correcto funcionamiento del aparato. Se procederá a inspecciones tanto visuales como técnicas, con instrumentos específicos.
  • Presencia de marcas de homologación y placas de instalación. En la revisión se aseguran de que el tacógrafo instalado es un modelo de acuerdo a la normativa y de que ha sido instalado por alguien cualificado y autorizado para ello.
  • Integridad y presencia de precintos. Si el precinto está dañado, cabrá la sospecha de que se ha intentado manipular el tacógrafo.
  • Cuestiones del vehículo que afectan al registro del tacógrafo, como por ejemplo la circunferencia de los neumáticos.

Cuándo pasar la revisión del tacógrafo

La norma indica que las revisiones del tacógrafo deben pasarse cada dos años, independientemente de si se trata de tacógrafo analógico o digital. En el segundo caso, y para facilitar la planificación, la fecha de la última revisión del tacógrafo digital queda registrada en el propio aparato. De esta forma, un buen sistema de análisis de la información también tendrá en cuenta estas fechas.

Por otro lado, también será necesario pasar revisión del tacógrafo de forma excepcional en los siguientes casos:

  • Modificación de la constante del vehículo.
  • Cambio del perímetro de los neumáticos.
  • Reparación del aparato de control en taller
  • Cambio de la matrícula del vehículo.
  • Si la hora UTC varía en más de 20 minutos.

Además, algunos fabricantes recomiendan hacer comprobaciones rutinarias al tacógrafo cada 6 meses. De esta forma se garantiza su mantenimiento.

Por último, queremos mencionar que ignorar la fecha de revisión prevista, o pasar la revisión en talleres no autorizados, puede suponer sanciones nada desdeñables para la empresa de transporte, según el baremo sancionador.

Centros técnicos autorizados

Uno de los requisitos para pasar la revisión del tacógrafo, similar a los requisitos de instalación, es que el proceso sea llevado a cabo por un taller autorizado. Los fabricantes de tacógrafos homologados por la Unión Europea deben instruir al personal de sus talleres autorizados en el correcto funcionamiento de sus productos. Además, en los centros técnicos de tacógrafos deben conocer la normativa y pasar inspecciones procedentes del Ministerio de Transporte. Este férreo control garantiza la integridad de los procesos relacionados con el aparato de control.

Para saber qué taller está autorizado para pasar revisiones de tacógrafos, es posible buscar en la web del fabricante del tacógrafo a revisar. En las páginas corporativas de los talleres DTCO+ (VDO) y Stoneridge, los fabricantes ofrecen listados de talleres autorizados para revisar sus equipos.

Conclusión

La revisión del tacógrafo es otra de las obligaciones que recaen sobre las empresas de transporte y autónomos del sector. Es importante cumplir con los requisitos dados por la normativa. Sin embargo, y como viene siendo habitual, conocer la información registrada por el tacógrafo permite planificar revisiones y evitar ser sancionados por este motivo. Infórmese de nuestro servicio de análisis y custodia de ficheros del tacógrafo.

Servicios del tacógrafo digital
TADIG ofrece servicios de análisis del tacógrafo digital, además de custodia durante el periodo legal exigible, a empresas y autónomos.Nuestros servicios incluyen:

  • Lectura automática de ficheros del tacógrafo digital
  • Guarda y custodia de datos del tacógrafo
  • Registro de jornada para chóferes
  • Alerta de faltas cometidas
  • Informes personalizables
  • Renovación de tarjetas
  • Apoyo administrativo

Y además:

  • Localización GPS
  • Gestión de flotas
  • Herramientas de descarga manual y descarga remota, en función de las necesidades del cliente

Póngase en contacto con nosotros para ver una demostración del servicio, o pida un presupuesto ajustado a sus necesidades.

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.