Saltar al contenido
TADIG > Blog > Certificado de aptitud profesional en el transporte

Certificado de aptitud profesional en el transporte

El certificado de aptitud profesional o CAP es un trámite necesario para dedicarse al transporte, ya sea de mercancías o de viajeros. Es una obligación relativamente reciente, pero no renovar el CAP puede suponer sanciones de hasta 2001€. Aun así, y más allá del aspecto sancionador, el certificado de aptitud profesional resulta de gran utilidad para mantenerse informado de la ley de aplicación en el sector. A continuación repasamos qué es el Certificado de Aptitud Profesional y las obligaciones que conlleva.

Qué es el certificado de aptitud profesional en el transporte o CAP

El CAP o certificado de aptitud profesional supone una garantía de que el conductor está capacitado para realizar tareas de conducción encuadradas en el sector. El CAP es un certificado adicional a los permisos de conducir para asegurar que los profesionales del sector se mantienen actualizados en cuanto a los diferentes aspectos que influyen en el transporte, entre ellos la normativa.

Si bien existe por parte de las empresas obligación de mantener a los empleados formados en cuanto a la normativa aplicable, esta tarea resulta complicada precisamente por las constantes actualizaciones y cambios. Así, el CAP surge como alternativa regulada para garantizar la formación continua de los profesionales del transporte. Esto supone que, para su obtención y mantenimiento, requiera tomar una formación reglada cada 5 años.

Normativa acerca del CAP

El Certificado de Aptitud Profesional en el transporte se implanta en España mediante el Real Decreto 1032/2007, que a su vez introduce la Directiva 2003/58/CE, de nivel europeo. Así, estos dos documentos establecen la obligación de tomar esta formación continua, y tienen como objetivo profesionalizar el transporte y asegurar que todos los participantes del sector mantienen sus conocimientos al día desde el momento en que obtienen sus permisos.

Debido a que es un requisito de aplicación reciente, dependiendo del año de obtención del permiso de conducir variará qué cursos CAP deberán tomarse, como veremos a continuación.

El CAP antes y después de 2008

Como hemos visto, el requisito del CAP apareció en 2008. Esto supone que una generación completa de conductores no tenía esta obligación, y para trabajar en el sector les bastaba con tener el carné C o D, en función del transporte al que se dedicaran. Esto ha cambiado con la introducción de esta normativa, pero se ha flexibilizado el cambio para los conductores veteranos.

Por tanto, y a la hora de exigir este requisito, se aplica una distinción: sólo los conductores que hayan obtenido su carné profesional después del año 2008 o 2009 deberán realizar el curso del Cap Inicial.

Los cursos del CAP continuo, por otra parte, son obligatorios para todos los conductores del sector.

CAP Inicial

El CAP inicial es el curso obligatorio para obtener la cualificación inicial. Puede simultanearse con la obtención del permiso de conducir, y de hecho es una práctica habitual. Asimismo, puede ser de 140 horas o de 280, en función de requisitos como la edad del alumno.

Artículo relacionado: Edad mínima para dedicarse al transporte profesional

Para obtener el CAP inicial habrá que aprobar un examen al terminar el curso.

Tienen obligación de realizar el curso del certificado de aptitud profesional:

  • Conductores de camión de las categorías C1, C1+E o C+E obtenido a partir del 11 de septiembre de 2009.
  • Chófers de autobús de las categorías D1, D1+E o D+E obtenidos a partir del 11 de septiembre de 2008.

Así, como hemos visto, los conductores que obtuvieran su carnet antes de estas fechas no tienen obligación de hacer el curso del CAP inicial, pero sí los del CAP continuo.

CAP continuo

Una vez obtenido el Certificado de Aptitud Profesional inicial, este deberá renovarse. Para ello, habrá que presentarse a cursos CAP continuos, de 35 horas de duración, cada 5 años. El CAP continuo no requiere aprobar ningún examen.

El objetivo de esta formación continua será mantener los conocimientos obtenidos tanto durante la obtención del permiso de conducir como en los sucesivos cursos CAP. Asimismo, se incluirán en el temario los cambios que haya habido durante los últimos 5 años para garantizar que los alumnos se mantengan al día.

Diferencia entre el certificado de aptitud profesional y la competencia profesional

Sobre todo cuando ha surgido la obligación de tener estudios superiores para ser transportista, los conceptos de aptitud profesional y competencia profesional se han usado de forma intercambiable. Esto ha creado una importante confusión, que desde diferentes asociaciones y medios del sector se ha intentado aclarar:

  • El certificado de aptitud profesional, también conocido por sus siglas CAP, es un requisito a cumplir por los conductores. Tener el CAP en vigor es obligatorio para conducir vehículos de transporte profesional, y por extensión para obtener un puesto de trabajo conduciendo para empresas dedicadas a estos sectores. Para obtener y mantener el CAP hay que presentarse periódicamente a cursos homologados.
  • La competencia profesional, también llamada “título de transportista, se refiere al requisito que deben cumplir quienes quieran empezar una empresa de transporte, ya sea esta una empresa mediana o grande, o unipersonal (autónomo). Para obtenerla es necesario presentarse a un examen convocado por las comunidades autónomas. La competencia profesional es adicional al CAP.

Renovar tarjeta CAP

La demostración de que se ha obtenido el Certificado de Aptitud Profesional será la llamada “tarjeta CAP”. Es similar al carnet de conducir e incluye la fecha de realización del último curso del CAP continuo, así como la fecha de caducidad.

La única forma de renovar la tarjeta del CAP es presentarse a un curso de formación continua en un centro homologado. También existe la posibilidad de asistir a cursos CAP en modalidad on-line, pero la oferta de este tipo de cursos depende de los centros que ofrecen las formaciones.

Conclusión

El Certificado de Aptitud Profesional es otra de las obligaciones relacionada con el sector del transporte, que en este caso recae sobre el conductor. Mantener el CAP en vigor resulta esencial para dedicarse al transporte profesional, y esto es posible a través de autoescuelas y asociaciones de transporte que lo imparten.

Y, para el resto de obligaciones de transporte, y en especial las que tienen que ver con el tacógrafo digital, cuente con los servicios de TADIG de descarga, custodia y análisis del tacógrafo.

 

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.