Las siglas VAO se corresponden con Vehículos de Alta Ocupación. Por tanto, entendemos que el carril VAO tiene por objetivo ser utilizado por vehículos con dos o más ocupantes.

Los carriles VAO fueron diseñados para aliviar el tráfico y evitar las congestiones en zonas de alto tránsito, habitualmente situadas en ciudades. En los últimos años ha aumentado el número de vehículos a motor en carretera, pero también su uso individualista. Esto supone una alta presencia de vehículos con un único ocupante, lo que hace que haya muchos vehículos para transportar al mismo número de personas de forma muy poco eficiente. La propuesta con los carriles para vehículos de alta ocupación será, pues, fomentar el uso del vehículo compartido y el transporte público. Para ello, el carril VAO supone una alternativa de tránsito más rápida para los vehículos que cumplan estas características.

Objetivo del carril VAO

Hasta ahora hemos visto el objetivo fundacional de los carriles para vehículos de alta ocupación, y el conocido por sus usuarios. Sin embargo, desde el punto de vista global existe otra serie de metas:

  • Mejorar el tráfico, basándose principalmente en la reducción del número de vehículos en el carril con respecto a los convencionales. Esto hará que el tráfico sea más fluido.
  • Control de las emisiones de CO2. Una menor cantidad de vehículos reducirá a la fuerza la contaminación. Además, algunos carriles VAO permiten la circulación de vehículos con bajas emisiones, como veremos a continuación.
  • Más seguridad. Al mejorar el tráfico y su fluidez, se reducirán los frenazos y acelerones que, habitualmente, son causa de accidentes en zonas muy congestionadas.

Quién puede usar el carril VAO

La norma general es que el carril VAO debe ser utilizado por vehículos que transporten pasajeros, independientemente si este uso es particular o de servicio público. Sin embargo, existen una serie de flexibilizaciones, relacionadas en mayor o menor medida con su objetivo principal. Así, los vehículos que pueden hacer uso del carril VAO son los siguientes:

  • Turismos con dos o más ocupantes. El conductor estará incluido en el cómputo.
  • Motocicletas de dos o tres ruedas y vehículos mixtos.
  • Cualquier vehículo con distintivo V-15, que indica transporte de personas con discapacidad.
  • Taxis y vehículos de carsharing correctamente acreditados. El taxi deberá tener licencia e indentificarse con el distintivo luminoso reglamentario. Por su parte, el vehículo compartido deberá llevar el distintivo V-26 en el parabrisas.
  • Vehículos en servicios especiales. Esto incluye coches de policía, bomberos, protección civil, ambulancias, asistencia sanitaria, mantenimiento de infraestructura, etc. Para este tipo de vehículos, el número mínimo de ocupantes no se aplica.
  • Autobuses, independientemente del número de plazas y de la Masa Máxima Autorizada.
  • Vehículos de transporte de mercancías de menos de 3.500 kgs de Masa Máxima Autorizada. Excluye, pues, a los camiones obligados a usar tacógrafo, pero incluye a las furgonetas y camionetas de pequeño volumen.
  • En algunos casos, vehículos de bajas emisiones. Con el auge de las zonas de cero emisiones en las grandes ciudades, en algunos casos se ha permitido el uso del carril VAO para este tipo de vehículos. Depende de cada ciudad y las circunstancias específicas, como veremos a continuación.

Uso del carril VAO

Si bien en términos generales el carril VAO funciona como uno convencional, puede sufrir cambios en función de las necesidades del momento. Así, en caso de gran afluencia de vehículos, podrán limitarse los casos de uso para reducir su ocupación. Asimismo, es posible que cambie su sentido de circulación, o incluso que se cierre a determinadas horas del día. Para poder aprovechar el carril VAO al máximo, será necesario estar informado de su disponibilidad, ya sea mediante la señalética de la vía, o mediante los canales informativos de la Dirección General de Tráfico.

Por otro lado, el uso del carril VAO puede ser goloso para vehículos no autorizados, ya que por norma general el tráfico en este tipo de carriles es más fluido. Sin embargo, en este caso igual que en tantos otros, no es recomendable saltarse la normativa. El uso del carril VAO sin autorización conlleva una sanción de 200 euros.

Conclusión

Estudios indican que el uso del carril VAO ha supuesto una reducción de la presencia de coches con la ocupación mínima un 47%. Es, por tanto, una herramienta de utilidad demostrada y que puede ser aprovechada por el transporte de viajeros para realizar sus rutas de forma óptima. Asimismo el transporte de mercancías, si bien menos beneficiado por este instrumento, también puede aprovechar el carril específico para transporte de viajeros indirectamente, ya que alivia ligeramente las vías convencionales.

Servicios del tacógrafo digital
TADIG ofrece servicios de análisis del tacógrafo digital, además de custodia durante el periodo legal exigible, a empresas y autónomos.

Nuestros servicios incluyen:

  • Lectura automática de ficheros del tacógrafo digital
  • Guarda y custodia de datos del tacógrafo
  • Registro de jornada para chóferes
  • Alerta de faltas cometidas
  • Informes personalizables
  • Renovación de tarjetas
  • Apoyo administrativo

Y además:

  • Localización GPS
  • Gestión de flotas
  • Herramientas de descarga manual y descarga remota, en función de las necesidades del cliente

Póngase en contacto con nosotros para ver una demostración del servicio, o pida un presupuesto ajustado a sus necesidades.

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.