En pleno siglo XXI, optimizar rutas de transporte es esencial para cualquier empresa del sector. La alta competencia en el transporte hace que cada céntimo invertido cuente. Además, no hay que olvidar que la actividad de transporte es una que requiere grandes inversiones desde el comienzo. Por estos motivos entre otros, repasamos formas en las que la empresa puede optimizar rutas de transporte.

Qué supone optimizar rutas de transporte

En términos generales, optimizar rutas de transporte supone conocer y planificar los trayectos de principio a fin, dejando el menor número de elementos posibles al azar. Esto supone un control exhaustivo de todo aquello que la empresa puede controlar, como pueden ser su flota y sus empleados. Por otro lado, exige una vigilancia de los factores externos, lo que a su vez permite reducir el riesgo.

En conjunto, puede parecer una tarea exigente. Sin embargo, supone importantes ventajas:

  • Ahorro en costes, como combustible, dietas excesivas, peajes innecesarios… Estudios afirman que una correcta optimización de la ruta puede suponer un ahorro de hasta el 30% de los costes logísticos.
  • Mejor gestión del tiempo, por parte de los chóferes durante la conducción, y del jefe de tráfico durante la planificación si se vale de las herramientas adecuadas.
  • Mayor satisfacción por parte del cliente. Una ruta correctamente optimizada supone transportes y entregas más eficientes, y mejorará la valoración que los clientes tengan de nosotros.

Cómo optimizar rutas de transporte

El proceso de optimizar rutas de transporte puede parecer complicado. Al fin y al cabo, son muchos elementos los que intervienen en la actividad de la empresa de transporte. Para simplificar esta tarea, vamos a repasar los elementos principales de cara a optimizar rutas de transporte, dividiéndolos en elementos internos y externos y detallándolos.

Control de todos los elementos de la flota

Por elementos de la flota, nos referimos a los activos de la empresa de transporte. Hablamos de sus vehículos, sus conductores y su inversión en general. Cada uno de estos elementos es una pieza fundamental para el transporte y su planificación.

Conocer los vehículos

Cada vehículo es un mundo en si mismo. Dimensiones, masa máxima autorizada, revisiones en el taller, inspecciones técnicas…

Siempre hacemos hincapié en el correcto mantenimiento y vigilancia de los vehículos, ya que son uno de los principales activos en el transporte, tanto para empresas grandes como autónomos.

Estar al tanto de las condiciones de los conductores

Nos referimos a la disponibilidad de los conductores, sus jornadas de trabajo, sus días de libranza, sus tiempos de conducción y descanso… Asignar una ruta a un conductor que no esté disponible para ella puede suponer un desajuste de grandes dimensiones para la planificación.

Control sobre la mercancía

Lo que sea que transportamos condicionará nuestra jornada y nuestras prioridades. ¿Hay que mantener la cadena de frío? ¿La mercancía tiene normativa especial, como el convenio ADR o la ley de transporte de animales vivos?

En cualquier caso, el conductor, y por extensión la empresa, deben adaptarse a las condiciones específicas de la mercancía para una optimizar rutas de transporte.

Conocer los elementos que la empresa no controla

Junto con los elementos que la empresa puede controlar, hay que hacer un seguimiento de todo aquello que se escapa de nuestra mano y que puede influir en el correcto desempeño de la flota.

Planifica la ruta con antelación

Una parte esencial de este proceso consiste en elegir la ruta antes del viaje. De esta forma podemos saber, mediante los canales de información actuales, si las vías elegidas tienen la circulación restringida, están de obras o son de pago y hay una alternativa que nos resulta más rentable.

Estar al tanto de posibles imprevistos

Aun conociendo los pasos a seguir, pueden aparecer impedimentos o distracciones. Debido a lo imprevisibles que pueden llegar a ser, es importante tener localizados los posibles orígenes de estos. A continuación recogemos algunas posibilidades:

  • Estado de las carreteras. El firme puede ser implacable con nuestros vehículos y reducir su vida útil, o dificultar los viajes.
  • Meteorología. La meteorología adversa hace la conducción más difícil, obligando a invertir peor el tiempo o incluso haciéndonos peligrosos para peatones, otros vehículos o nosotros mismos.
  • Restricciones al tráfico en función del territorio. Las delegaciones de tráfico provinciales establecen, de forma ocasional, limitaciones al tráfico tanto general como de vehículos industriales. Esto, por supuesto, también ocurre a nivel internacional, con países que establecen restricciones al transporte.
  • Esperas de carga y descarga. ¿Hemos trabajado antes con la empresa cargadora? ¿Algún compañero de profesión les conoce? ¿Con qué tiempos de espera trabajan?
  • Requisitos del cliente. Hablamos de horarios de atención, puntos de entrega de difícil acceso, y otros detalles que pueden pasar desapercibidos en la planificación y presentarse en el momento clave.

Información a tiempo real para optimizar rutas de transporte

Podemos complementar toda esta información procedente de diversas fuentes con más datos que podemos extraer de la misma flota. Podemos conseguirlo con dos tecnologías ya asentadas en el sector y de probada gran utilidad.

Localización de la flota

La localización de la flota nos permite conocer la ubicación de los vehículos a tiempo real. Un buen proveedor de localización de vehículos garantizará la mínima cantidad de cortes en la transferencia de los datos, de forma que podamos seguir el movimiento del vehículo desde la base en todo momento.

Otra información complementaria que puede ofrecernos la localización de flotas es la velocidad del movimiento, el paso por zonas de interés, etc.

Descarga remota para optimizar rutas de transporte

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, el tacógrafo digital proporciona un gran volumen de información, de mucha ayuda para la empresa de transporte, siempre y cuando estas puedan disponer de ella. Un gran aliado para esto es la descarga remota del tacógrafo digital, que envía la información almacenada por el aparato de control para que la empresa pueda usarla en la planificación.

Servicios del tacógrafo digital
TADIG ofrece servicios de análisis del tacógrafo digital, además de custodia durante el periodo legal exigible, a empresas y autónomos.Nuestros servicios incluyen:

  • Lectura automática de ficheros del tacógrafo digital
  • Guarda y custodia de datos del tacógrafo
  • Registro de jornada para chóferes
  • Alerta de faltas cometidas
  • Informes personalizables
  • Renovación de tarjetas
  • Apoyo administrativo

Y además:

  • Localización GPS
  • Gestión de flotas
  • Herramientas de descarga manual y descarga remota, en función de las necesidades del cliente

Póngase en contacto con nosotros para ver una demostración del servicio, o pida un presupuesto ajustado a sus necesidades.

1 comentario en «Optimizar rutas de transporte»

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.