Saltar al contenido
TADIG > Blog > Cómo sacarle partido a los datos del tacógrafo digital

Cómo sacarle partido a los datos del tacógrafo digital

Para las empresas de transporte, ya sean de mercancías o de viajeros, el uso del tacógrafo es ineludible. El tacógrafo, y en la actualidad el tacógrafo digital, es el testigo del día a día del transporte. Es por ello que desde TADIG proponemos usar el tacógrafo en beneficio de la empresa, y que no sea simplemente un elemento de control ajeno. Para ello, a continuación hacemos un repaso de la información que guarda el aparato de control y veremos cómo sacarle partido a los datos del tacógrafo digital.

Qué datos guarda el tacógrafo digital

Si bien el tacógrafo es conocido por almacenar la información de tiempos de conducción y descanso, no se limita a eso. El aparato de control registra datos muy variados, los cuales cruza para aumentar su precisión. Entre ellos se encuentra:

  • Velocidad de la marcha.
  • Distancia recorrida.
  • Hora UTC, aplicable a todo el territorio europeo para evitar confusión entre husos horarios.
  • Tiempos de conducción, descanso y otras actividades.
  • Inserción y extracción de tarjetas. También informará si se ha conducido sin tarjeta.
  • Calibraciones.
  • Accesos por parte de agentes de inspección.
  • Fallos e incidencias.

La percepción general es que estos datos quedan almacenados para perseguir a las empresas de transporte. Y, si bien el tacógrafo tiene una función de vigilancia, no debería limitarse a eso. Los datos del tacógrafo digital pueden ser aprovechados por las empresas de transporte para gestionar su flota de forma eficiente.

Sacarle partido a los datos del tacógrafo digital

¿De qué forma puede la empresa aprovechar los datos del tacógrafo digital? A continuación dejamos una lista con una serie de usos sencillos pero efectivos para esta información:

  • El uso más obvio que se le puede dar a los datos del tacógrafo digital son los tiempos de conducción y descanso. La posibilidad de interpretar los datos del tacógrafo permite organizar las rutas en función del tiempo que estas requieren, sin tener que recurrir a cálculos manuales. Esta función del tacógrafo es mucho más efectiva si se dispone de la información de tiempos de conducción y descanso a tiempo real.
  • Identificación de conductores. En flotas medianas y grandes, tener un sistema que nos informe de forma automática qué conductor ha sido asignado a cada vehículo será de gran utilidad para automatizar procesos sencillos.
  • Registro de kilometraje. La combinación de medidores del tacógrafo (sensores de movimiento, odómetro, etc.) hacen que la medición de la distancia recorrida sea muy precisa. Este dato puede usarse para calcular indicadores de eficiencia de la flota, como por ejemplo el coste por kilómetro.
  • Acelerones y frenazos también quedan registrados en el tacógrafo. Una gran incidencia de estos eventos puede indicarnos una conducción agresiva, es decir, un estilo de conducción poco eficiente. Disponiendo de los datos, podremos corregirlo.
  • Ya que los accesos por parte de agentes del orden quedan registrados, mediante el uso de tarjetas de control, podemos conocer posibles sanciones antes de recibir notificaciones o requerimientos de inspección adicionales.
  • El registro de infracciones cometidas permite identificar las más frecuentes, de forma que podrán evitarse en el futuro.
  • Fechas de última calibración. Estas permiten planificar el mantenimiento del tacógrafo y las visitas al taller.

Ampliar la utilidad de los datos del tacógrafo digital

Si bien los datos recogidos por el tacógrafo digital son de por sí útiles, podemos ampliarlos hasta tener un sistema de gestión de flotas basado en el tacógrafo de gran eficiencia. Podemos conseguir esto mediante:

  • Análisis de los datos. No solo hay que tener los ficheros del tacógrafo, también es necesario poder acceder a su contenido.
  • Descarga remota. Nos facilitará el cumplimiento de la obligación de descargar el tacógrafo, ya que supone automatizar este proceso.
  • Localización. El elemento clave para evitar todos los imprevistos en una flota es saber dónde están los vehículos en todo momento. Si bien este dato supone un gasto adicional, supone una buena inversión para las flotas de transporte

Conclusión

En TADIG tenemos la filosofía de que el tacógrafo debe ser una herramienta para las empresas de transporte y no solo un dispositivo de control. Es por ello que animamos a sacarle partido a los datos del tacógrafo digital, además de buscar herramientas complementarias para mejorar su rendimiento. ¿Le interesan cualquiera de estas herramientas para aplicar a su negocio? Infórmese sin compromiso sobre nuestros servicios del tacógrafo digital.

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.