Tanto para conductores generales como para profesionales del transporte, el alcohol al volante es un importante enemigo. Supone una de las principales causas de accidentes de tráfico en España y, como tal, está fuertemente vigilado. Además, en el caso de chóferes y transportistas la vigilancia es mayor, ya que los máximos están limitados y las consecuencias son graves. A continuación, vemos cuál es la tasa de alcoholemia para conductores profesionales, así como los efectos y las consecuencias de sobrepasarla.

Máximos de la tasa de alcoholemia para conductores profesionales

La tasa de alcoholemia para conductores profesionales, al igual que la tasa general, se encuentran en el artículo 20 del Reglamento General de Circulación. Como ya hemos mencionado, es ligeramente más baja que la tasa para conductores generales.

Así, la tasa de alcoholemia para conductores profesionales es de 0,30 gramos de alcohol por litro en sangre o 0,15 miligramos por litro en aire expirado. Según el Reglamento General de Conductores, esta tasa se aplica a quienes conduzcan vehículos de transporte de mercancías con MMA de más de 3.500 kg o vehículos de transporte de pasajeros de más de nueve plazas. También a vehículos de servicio público, transporte escolar y de menores, de mercancías peligrosas, servicios de urgencia y transportes especiales.

En contraste, la tasa de alcoholemia para conductores generales será de 0,50 gramos por litro de sangre, o 0,25 miligramos por litro en aire expirado. Existe una excepción: los conductores con menos de 2 años de experiencia con carné deberán cumplir con la misma tasa que los conductores profesionales.

Efectos de una alta tasa de alcoholemia para conductores profesionales

Altas cantidades de alcohol en sangre suponen que las capacidades motrices del conductor empeoren. Además, este deterioro aumenta cuanto más se haya bebido. A continuación, una lista de los efectos de beber antes de conducir:

  • Peor evaluación de riesgos. Los conductores que han bebido se vuelven, por norma general, más temerarios, ya que se reduce su noción de responsabilidad.
  • Empeoramiento de la agudeza visual y reducción del campo visual. También se es más proclive a deslumbramiento producido por fuentes de luz externas.
  • Agotamiento general, que supone falta de atención y tiempo de reacción más lento.
  • Pérdida de capacidades corporales, ya que los movimientos se vuelven más inestables y el equilibrio disminuye, en general.

En conjunto, todos estos deterioros de las capacidades del conductor suponen que aumente la posibilidad de tener o de provocar un accidente. Las consecuencias de ello, además, serán mucho más graves en el caso de profesionales del transporte. Esto es así debido a las características del vehículo que manejan, ya sea por elevado peso de las mercancías, que puede ser fatal para otros vehículos; o para los ocupantes del vehículo de transporte de viajeros, para los cuales las consecuencias pueden ser fatales.

Sanciones por sobrepasar la tasa de alcoholemia

Las capacidades afectadas por una alta tasa de alcoholemia para conductores profesionales deberían, de por sí, ser suficientemente disuasorias. Sin embargo, también existen consecuencias en forma de sanción para quien sobrepase las tasas de alcoholemia. Estas sanciones recaerán sobre el conductor y su cuantía variará en función de cuánto se haya superado el máximo impuesto:

  • Para tasas de aire espirado de entre 0,15mg/l y 0,30 mg/l, sanción económica de 500€ y pérdida de 4 puntos del carné de conducir.
  • En caso de tasa de aire espirado superior a 0,30 mg/l, sanción económica de 1.000€ y pérdida de 6 puntos del carné de conducir.
  • De forma adicional, tasas de aire espirado por encima de los 0,60 mg/l se considerarán infracción penal, lo que conlleva prisión y retirada del carné de conducir entre uno y cuatro años.

Conclusión

Vemos, pues, que sobrepasar la tasa de alcoholemia para conductores profesionales no sólo supone sanciones económicas. Conducir bajo los efectos del alcohol, en caso de conductores profesionales, supone perder el permiso de conducir, principal herramienta de trabajo del interesado. Por eso es tan importante respetar la ley, tanto en cuanto a la tasa de alcoholemia para conductores profesionales como en el resto de asuntos de interés para chóferes y transportistas.

Servicios del tacógrafo digital
TADIG ofrece servicios de análisis del tacógrafo digital, además de custodia durante el periodo legal exigible, a empresas y autónomos.Nuestros servicios incluyen:

  • Lectura automática de ficheros del tacógrafo digital
  • Guarda y custodia de datos del tacógrafo
  • Registro de jornada para chóferes
  • Alerta de faltas cometidas
  • Informes personalizables
  • Renovación de tarjetas
  • Apoyo administrativo

Y además:

  • Localización GPS
  • Gestión de flotas
  • Herramientas de descarga manual y descarga remota, en función de las necesidades del cliente

Póngase en contacto con nosotros para ver una demostración del servicio, o pida un presupuesto ajustado a sus necesidades.

Deja una respuesta

Los comentarios están abiertos a todos nuestros lectores, siempre y cuando cumplan nuestra política de comentarios.
 
Este no es un formulario de contacto, las solicitudes de tipo comercial hechas por esta vía no serán respondidas.
 
Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios. Su dirección de correo no será publicada.